fbpx
Tamara Ecclestone con su hija en la playa

Tamara Ecclestone con su hija en la playa

Los tratamientos post embarazo más populares son aquellos encaminados a recuperar el aspecto que teníamos, podemos hacer desaparecer marcas como estrías y cicatrices, e incluso mejorar tu figura mediante lipotransferencia o implantes.

Algunas de las intervenciones que vamos a explicar a continuación se pueden combinar en una misma operación, no obstante ten en cuenta que para someterse a algunos de estos tratamientos debemos dejar pasar algunos meses tras haber dado a luz.

Aumento y elevación de pecho

El embarazo, la lactancia y el paso del tiempo hacen que los pechos pierdan volumen, firmeza y altura. Estos cambios no agradan a la mayoría de las mujeres, algunas los aceptan, pero otras no se conforman y prefieren poner remedio. El aumento de pecho es una de las cirugías estéticas más frecuentes en España.

Esta intervención se puede llevar a cabo con implantes mamarios y en algunos casos mediante lipotransferencia, es decir, empleando la grasa que te sobra en otras zonas para ganar volumen en el pecho. Además existe la posibilidad de combinar un aumento y elevación de pecho con lo que se consiguen resultados espectaculares.

Reducción de pecho

La reducción de pecho es recomendable en aquellas mujeres que en lugar de perder volumen resulta que ahora tienen un pecho más grande de lo que les gustaría. Esta nueva situación puede resultar incómoda e incluso ocasionar molestias en el día a día y a la hora de descansar.

La mamoplastia de reducción es una intervención eficaz para disminuir el tamaño del pecho y conseguir que sean proporcionales al resto de tu cuerpo, en la misma operación podemos retocar la areola y el pezón si fuera necesario, ya que en muchos casos estos también se agrandan.

Un vientre plano con Abdominoplastia

tratamientos post embarazoEl vientre es una de las zonas más afectadas por el embarazo, la piel, los músculos y otros tejidos se ven sometidos a una gran exigencia y en muchos casos quedan secuelas como un vientre caído, exceso de piel o flacidez. En muchos casos el ejercicio físico no consigue el deseado vientre plano y la única solución pasa por el quirófano.

Con la ganancia de peso propia del embarazo también es frecuente que a muchas mujeres, a pesar de los cuidados, les salgan estrías o bien si tu parto fue por cesárea te ha quedado una buena cicatriz. Si te disgustan estas marcas en tu piel con la abdominoplastia podemos quitarte la cicatriz de cesárea y las estrías. Esto se consigue porque se encuentran en la porción de piel que vamos a extirpar, que va desde el ombligo a la parte superior del pubis.

Liposucción para quitar la grasa localizada

La liposucción es otra de las intervenciones de cirugía estética que realizamos con mayor frecuencia. Podemos aspirar grasa de muchas zonas del cuerpo, en el caso de las mamás suele ser necesaria una liposucción en brazos, caderas, la espalda o el abdomen.

Lo ideal es que pierdas todo el peso que puedas antes de la intervención. Hay que tener presente que la liposucción no es un tratamiento para adelgazar, sino para aspirar la grasa que se resiste a pesar del ejercicio y una dieta sana.

Si te interesan algunos de estos tratamientos post embarazo, ahora puedes concertar una cita con el Dr. Juan Martínez Gutiérrez, que estudiará tu caso personalmente y te podrá asesorar acerca de las mejores soluciones.

× Contáctanos