lipofilling-facial-rejuvenecimientoEl lipofilling facial es uno de los tratamientos de estética que realizamos para rejuvenecer el rostro de los pacientes, como veremos en este artículo la técnica empleada se viene perfeccionando desde hace más de 20 años, hoy en día podemos obtener excelentes resultados de forma segura y permanente.

El lipofilling recibe diferentes nombres, oiremos hablar de él también como lipotransferencia o injerto de grasa, en cualquier caso hablamos de un procedimiento creado por el Doctor Colleman a finales del siglo XX y que se ha ido mejorando desde entonces.

¿En qué consiste el lipofilling facial?

Si no tienes claro en qué consiste este procedimiento, debes saber que actualmente la técnica es mínimamente invasiva y la podemos explicar en estos tres pasos:

1. Extraemos la grasa sobrante de zonas como el abdomen, la cadera o los muslos mediante una mini liposucción.
2. Procesamos la grasa mediante un filtrado y una centrifugación para quedarnos con lo mejor.
3. Inyectamos la grasa de mejor calidad donde sea necesario a través de una pequeña incisión.

En el lipofilling facial podemos emplear esta grasa para suavizar los surcos nasolabiales (los que van de la nariz a los labios) y los surcos peribucales (líneas de marioneta), o para corregir problemas frecuentes como las arrugas supralabiales también conocidas como código de barras y las arrugas malares que aparecen en la mejilla.

Además de corregir estos signos de envejecimiento, podemos llevar a cabo acciones para rejuvenecer su rostro, como pueden ser la mejora del volumen de los pómulos y la región infraorbitaria para conseguir un resultado más atractivo, así como restaurar el óvalo facial, es decir, restituir el contorno y perfil del rostro.

Este procedimiento realizado por un médico especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética permite conseguir excelentes resultados en un rejuvenecimiento facial y además son permanentes.

¿Lipofilling facial o ácido hialurónico?

Una alternativa al lipofilling facial son los rellenos con ácido hialurónico. Algunos de los rellenos con ácido hialurónico más utilizados son Perlane, Radiesse o Restylane. Son tratamientos seguros y reversibles al que recurren muchos pacientes porque resulta más económico y los resultados son inmediatos.

Es cierto que estos productos no producen rechazo, sin embargo se van degradando con el paso de los meses, en un primer momento permiten ganar volumen, corregir arrugas y otros signos de envejecimiento, y disfrutar de un efecto lifting pero su durabilidad es limitada, dependiendo de dónde se inyecte el relleno puede cumplir su función de 8 a 15 meses, por tanto al cabo de un año volvemos a tener el mismo aspecto

En el lipofilling facial no sólo es que inyectemos un relleno que no produce rechazo, es que se trata de células de grasa vivas de nuestro cuerpo que se van a aferrar a su nueva ubicación de forma permanente porque no se reabsorben, consiguiendo un resultado de lo más natural.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Solicitar información o Pedir cita






No deseo que mis datos se utilicen para el envío de noticias u ofertas

Acerca del autor

Dr. Martínez Gutiérrez

Médico especializado en Cirugía Plástica Reparadora y Estética

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Última actualización: 10 noviembre, 2016