El término plástica viene de la palabra griega πλάσσω que significa moldear. Luego pasó al latín donde se añadió un sufijo y quedó como plasticus, que significa modelador. Por tanto el Cirujano Plástico es aquel con capacidad para corregir y dar la forma adecuada a partes del cuerpo mal formadas o que se han estropeado. La Cirugía Plástica se divide en dos grandes ramas, a continuación explicamos las diferencias entre Cirugía Estética y Reparadora.

Una diferencia esencial es que la Cirugía Estética suele ser electiva, es decir, el paciente elige operarse. En cambio la Cirugía Reparadora suelen ser necesaria o muy recomendable para el paciente, motivo por el cuál suelen estar cubiertas por la Seguridad Social o las compañías aseguradoras, eso si cumpliendo ciertos requisitos.

Cirugía Plástica Estética

La Cirugía Plástica Estética sin duda es mucho más popular, oímos con frecuencia hablar de ella a amigos y familiares. Además muchos famosos se realizan este tipo de intervenciones para mejorar su aspecto. Esto ayuda mucho a normalizar este tipo de tratamientos que pueden corregir partes de nuestro cuerpo que nos acomplejan o nos hacen parecer más viejos.

Además cada vez son más asequibles por la reducción en los costes y las facilidades de pago financiado a plazos. Las intervenciones más habituales en España son la liposucción para mejorar la silueta, el aumento de senos que puede ir acompañado de una elevación, la abdominoplastia para volver a lucir un vientre plano, la cirugía de nariz u orejas para corregir defectos, las operaciones de párpados y los lifting faciales para lucir un rostro rejuvenecido.

Las técnicas de Cirugía Estética han evolucionado y actualmente el objetivo es mejorar lo que tenemos sin dejar rastro de la cirugía. Es decir, se busca un resultado natural sin dejar cicatrices visibles. Esto se consigue con unos amplios conocimientos y pericia, por eso es esencial escoger un Cirujano Plástico, y no cualquier médico que se anuncia como cirujano estético pero carece de la titulación y los conocimientos necesarios.

Cirugía Plástica Reparadora

La Cirugía Plástica Reparadora, también denominada Cirugía Reconstructiva, permite restaurar el aspecto y funcionamiento normal de muchas partes del cuerpo. Podemos corregir deformidades heredadas o adquiridas por alguna enfermedad, quemadura o traumatismo. Por ejemplo las personas que sufren cáncer de piel o de mama pueden solicitar una reconstrucción para corregir las secuelas e intentar que no quede huella.

El Doctor Martínez Gutiérrez realiza intervenciones de Cirugía Reconstructiva Mamaria, Cirugía de la Mano, así como Cirugía Oncológica y Reconstructiva en Cabeza, Cuello, Piernas y la Piel. Con estas intervenciones se solucionan patologías como síndrome del túnel carpiano o el dedo en resorte, así como traumatismos o malformaciones y tumores que aparezcan en estas áreas del cuerpo.

Las técnicas actuales de Cirugía Reparadora nos permiten lograr magnificos resultados. Muchos pacientes ni se imaginan lo que somos capaces de hacer para mejorar su aspecto y funcionalidad. Estas intervenciones contribuyen notablemente a mejorar el autoestima y la calidad de vida de miles de pacientes cada año.

En ocasiones las diferencias entre Cirugía Estética y Reparadora difuminan. Podemos poner un par de ejemplos: una rinoplastia puede estar motivada por una mejora estética, pero también puede ser necesaria para mejorar la función respiratoria del paciente; una mujer puede querer reducir sus pechos para armonizar su figura, pero también puede ser necesario para acabar con sus problemas de espalda.

Ambas ramas de la Cirugía Plástica requieren de profundos conocimientos que se van ampliando con la experiencia. El Doctor Juan Martínez Gutiérrez es un Cirujano Plástico con una amplia experiencia y que continuamente se forma con los mejores de cada rama a nivel internacional. Si desea que le atienda, ahora puede pedir cita en su consulta de Málaga, Marbella o Granada.

× Contáctanos