Las mamas tuberosas son aquellas que han tenido una malformación en su desarrollo. Como es natural, tener una mama tubular o con forma de tubo puede llegar a causar gran complejo en la paciente. Pero esto se puede corregir mediante Cirugía Estética.

Qué es la mama tuberosa

El concepto de mama tuberosa aglutina diversas alteraciones, es decir, no hay una única morfología para definir el pecho tuberoso. Se suele caracterizar por un polo inferior escaso, las mamas se pueden ver muy separadas, suele haber asimetría mamaria, el diámetro de la areola puede ser similar al del pecho y la mama presenta forma alargada o de tubo.

Esta alteración en el desarrollo se debe a que la mama no se ha podido expandir de forma natural. En su base se ha formado una especie de anillo fibroso, es decir, un tejido más denso que ha bloqueado la expansión durante la adolescencia. Una vez completado el desarrollo de la mujer se ve una mama rara y constreñida, donde la glándula está apretada en un espacio reducido y probablemente la areola esté muy extendida.

La idea es liberar la mama de este bloqueo, crear espacio para que se pueda expandir y en la mayoría de casos colocar un implante anatómico que ayude a distender los tejidos que han estado apretados y conseguir esa forma natural que deseamos. Se trata de una intervención compleja, más que un simple aumento de senos, pero muy segura y con excelentes resultados si nos ponemos en menos de un profesional como el doctor Martínez Gutiérrez.

La mama tuberosa es un problema estético relativamente frecuente, de hecho, una buena parte de las mujeres que pasan por la consulta del cirujano plástico tienen algún grado de tuberosidad que desean corregir, por lo que es una intervención frecuente y que aporta excelentes resultados.

Este es el caso de una paciente que se sometió a cirugía tras una pérdida de peso y ha obtenido este resultado tan espectacular.

Tratamiento de las mamas tuberosas

aumento de mamaPara el tratamiento de las mamas tuberosas en primer lugar es esencial un buen diagnóstico, para ello siempre debemos escoger un médico especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, un profesional que cuente con la formación y experiencia para atender este tipo de casos y mediante cirugía puede conseguir el mejor resultado posible.

Una vez diagnosticado, la paciente debe ser consciente de que este problema no se corrige únicamente con implantes, un buen especialista le explicará cual es el problema y cómo debe corregir la malformación para conseguir el resultado deseado.

El tratamiento consiste primero en acabar con la constricción. Luego redistribuimos el tejido mamario con la técnica más adecuada. Por último, colocamos un implante anatómico que dote a la mama de la anchura y proyección apropiada. Adicionalmente es posible que sea necesario corregir el diámetro de la areola si ésta queda demasiado grande.

Si cree que puede tener un pecho tuberoso, no dude en concertar una cita con el Dr. Martínez Gutiérrez, que evaluará su caso personalmente para darle un diagnóstico preciso y le explicará los posibles tratamientos.

× Contáctanos