fbpx

rinoplastia o rinomodelacionLa rinoplastia o rinomodelación son tratamientos de estética a los que recurren muchas personas que no están satisfechas con su nariz, quizás la herencia genética los ha dotado de un tamaño o forma que les disgusta o acompleja, quizás tras algún traumatismo o enfermedad ha cambiado su aspecto o les dificulta la respiración.

A continuación explicamos las diferencias entre rinomodelación y rinoplastia.

La rinoplastia es una operación de nariz que requiere pasar por el quirófano y que nos permite realizar cualquier cambio estético, estructural y funcional de la nariz, es decir, nos sirve tanto para modificar su aspecto como para dar solución por ejemplo a algún problema de respiración donde hay que retocar el tabique nasal.

La rinomodelación también permite modificar algunos aspectos de la nariz pero sin necesidad de pasar por el quirófano. Es decir, que podemos remodelar y redefinir la nariz sin cirugía, simplemente empleando rellenos que pueden ser temporales o permanentes.

Si bien, ambos procedimientos tienen sus riesgos, especialmente si no escogemos un médico con la titulación adecuada o no nos informamos bien sobre los rellenos que nos van a inyectar, en manos de un médico especialista en Cirugía Plástica Reparadora y Estética dichos riesgos se minimizan, nuestra salud estará en buenas manos y los resultados serán predecibles.

Qué consigue la rinoplastia

La rinoplastía es una cirugía con la que podemos modificar la estructura, forma y tamaño de la nariz. Es una de las cinco intervenciones de cirugía estética que más se realizan en España actualmente y con la que podemos conseguir excelentes resultados de forma permanente.

Con una rinoplastia podemos modificar aspectos concretos como el dorso o la punta de la nariz, le podemos estrechar o ensanchar los orificios nasales, modificar el ángulo que se forma entre la nariz y su labio superior, podemos corregir diferentes problemas congénitos, septo desviado, mejorar su respiración, así como solventar cualquier problema ocasionado por algún traumatismo o enfermedad.

La principal desventaja de la cirugía es que obliga al paciente a pasar por un quirófano. Esto genera cierto respeto e incluso miedo en algunos pacientes. Además implica un postoperatorio que, aunque no es doloroso, es llamativo porque provoca hinchazón y moretones en el rostro durante más de una semana.

Qué consigue la rinomodelación

La rinomodelación es un tratamiento de medicina estética en el que vamos a emplear rellenos como el ácido hialurónico o algún relleno permanente. Una gran ventaja es que podemos disfrutar de una nueva nariz en menos de una hora, sin cirugía ni postoperatorio.

Si le parece sorprendente e incluso difícil de creer, debe saber que la rinomodelación se practica desde hace más de una década y actualmente permite conseguir muy buenos resultados. Además puede escoger un relleno temporal de ácido hialurónico que dura varios meses para evaluar el resultado. Si le convence puede optar por un relleno permanente o replantearse la cirugía.

La principal desventaja de la rinomodelación es que sólo podemos hacer pequeños retoques. Por ejemplo, podemos agrandar o alargar la nariz pero no la podemos reducir. Podemos corregir deformidades del dorso y definir la punta, disimular la giba o caballete nasal así como algunas secuelas de traumatismos, entre otras posibilidades.

Consejos para Rinoplastia

Como paciente debe saber que antes de optar por la rinoplastia o rinomodelación debemos realizar una evaluación en la consulta. Así podremos determinar qué tratamiento sería el más adecuado para lograr sus objetivos. Si finalmente le conviene más o se decide por una rinoplastia le interesará conocer los siguientes consejos:

  1. No dude ni le de vergüenza pedir al médico su titulación para comprobar que es especialista en Cirugía Plástica Reparadora y Estética. Tenga claro dónde le van a operar para estar seguro que se trata de un quirófano homologado y con las condiciones de seguridad adecuadas.
  2. Las personas jóvenes deben valorar con el médico si se ha completado el desarrollo de la estructura ósea de su nariz, ya que conviene esperar a que esto suceda para evitar cualquier alteración del resultado previsto por la cirugía.
  3. Antes de operar siempre debemos realizar una serie de pruebas para detectar cualquier problema de salud que pueda contraindicar la intervención, estas pruebas pueden incluir por ejemplo analíticas completas y electrocardiogramas.
  4. Es recomendable escuchar atentamente los consejos del cirujano plástico ya que hablamos de un tratamiento totalmente personalizado a cada paciente, mantenga expectativas reales sobre los resultados, no busque una nariz perfecta ya que no existe, entre otras razones porque la belleza es subjetiva y suele depende de las modas. En cuanto a la técnica a emplear (rinoplastia abierta o cerrada), lo ideal es dejarse aconsejar por el médico.
  5. El postoperatorio no es doloroso ya que podrá tomar analgésicos, pero es molesto porque obliga a tener la nariz taponada los primeros días y una férula nasal durante al menos una semana. No obstante, en comparación con otras intervenciones se trata de una recuperación rápida, si tiene dudas al respecto coméntelo con el cirujano plástico personalmente.

Si tiene en mente una rinoplastia o rinomodelación para lograr una mayor calidad de vida, ya sea porque podríamos mejorar su función respiratoria o porque mejoraríamos su autoestima, ahora puede concertar una cita sin compromiso con el Dr. Juan Martínez Gutiérrez para que estudie su caso personalmente.

× Contáctanos