fbpx

La rinoplastia para reducir una nariz ancha es una solución efectiva para aquellas personas que no están conformes con su aspecto. Este tipo de intervenciones se vienen realizando desde hace más de cien años. En su día se buscaba disimular la nariz aguileña o semítica, pero con la mezcla de razas que hay actualmente existe una gran variedad y uno de los defectos más frecuentes es una anchura excesiva.

Una nariz demasiado ancha puede acomplejar a cualquiera, curiosamente la operación de nariz en España es una de las más corrientes entre los hombres. En el pasado la nariz masculina debía ser grande y con carácter, hoy en día el canon de belleza masculino busca una nariz más discreta. En el caso de las mujeres, una nariz ancha puede dar un aspecto masculino así que la podemos afinar con cirugía.

Con la rinoplastia podemos redefinir la forma y el tamaño de la nariz, e incluso podemos reparar el tabique nasal para corregir una desviación u obstrucción que dificulte la respiración. Si fuera necesario o recomendable, además de estrechar la nariz, podemos aprovechar para corregir otros defectos como el exceso de giba.

Solución para una nariz ancha

anatomia-narizPara entender un mejor cómo podemos solucionar una nariz ancha con rinoplastia, empecemos por conocer la estructura de la nariz. Nuestra nariz tiene una forma piramidal y está constituida por esqueleto óseo y esqueleto cartilaginoso. El primero está en la parte superior formado por los huesos propios de la nariz. El segundo lo forman cartílagos alares y laterales en la parte inferior. En medio queda el tabique nasal que está formado por cartílago y hueso.

En la primera consulta con el Dr. Martínez Gutiérrez se analiza la estructura de su nariz y del rostro para buscar el resultado más armonioso. La clave actualmente no es buscar una nariz ideal, sino una nariz en armonía y proporción con el resto del rostro.

Antes de la rinoplastia debemos determinar a qué se debe el ancho de su nariz: huesos demasiado anchos, cartílagos grandes, demasiado grosor de piel, o quizás una desproporción entre la anchura y la proyección. Por ejemplo, si el paciente tiene una nariz con poca proyección el efecto óptico da lugar a una nariz ancha. La solución probablemente sea aumentar la proyección con algún injerto. Si el problema es la anchura del hueso se puede realizar una osteotomía para actuar sobre el hueso. Si la base es ancha pero el dorso estrecho éste su puede ensanchar con rellenos, etc.

Resumiendo, cada caso es único y por eso es muy importante la valoración personal en la consulta. Ahora puede pedir un cita con el Dr. Martínez Gutiérrez en Málaga, Marbella o Granada. Puede usar el formulación de contacto para dejarnos sus datos o bien nos puede llamar al teléfono 638 602 462.

× Contáctanos