fbpx

La operación de rinoplastia permite mejorar tanto estética como el funcionamiento de la nariz. En este artículo vamos resolver algunas dudas relacionadas con las alergias que nos plantean los pacientes. Como por ejemplo, cuándo deberíamos operarnos o si la cirugía de nariz soluciona los problemas de alergia.

Problemas como la rinitis alérgica, que afectan a los ojos y la nariz sobretodo, no se solucionan con rinoplastia. En todo caso el cirujano puede reducir el problema mediante algunas técnicas quirúrgicas que mejoran la respiración. Es el caso de la rinoseptoplastia para corregir el tabique nasal, la reducción de cornetes o las turbinas en casos de hipertrofia o la extirpación de pólipos del interior de la nariz.

Porqué se producen las alergias

Debemos tener claro que las alergias no producen por un problema estructural de la nariz. En realidad son causadas por una respuesta inapropiada del sistema inmunitario. En lugar de ignorar a determinadas partículas inofensivas, nuestro sistema las ataca con anticuerpos dando lugar a irritaciones, mucosidad, lagrimeo, etc. Por tanto, al cabo de unos meses podemos volver a sufrir los síntomas, quizás de forma más leve.

Si desconocemos el causante de nuestra alergia lo primero sería acudir al alergólogo. Mucha gente es alérgica al polen y lo pasan realmente mal durante los meses de primavera. Si no es el polen, podría ser el polvo, los ácaros, pelos de animal, esporas de hongos o cualquier otro agente ambiental.

Es muy habitual la alergia al polen y no sólo en primavera, ya que a lo largo del año florecen todo tipo de plantas y árboles. Por ejemplo si vivimos cerca de una nebreda o cipresal los meses de invierno serán una tortura. En esta época liberan gran cantidad de polen que será transportado por el viento. Durante la primavera es mejor evitar el olivar, el cerezal y las gramíneas.

Una vez esté controlado el problema de alergia, se puede acudir al cirujano plástico. En la primera consulta se aprovecha para resolver todas las dudas y realizar una evaluación física. Tras determinar las características y asimetrías de la nariz se recomienda la técnica quirúrgica más adecuada para lograr el resultado deseado.

Tengo alergia, ¿cuándo me puedo operar la nariz?

Es comprensible que las personas que sufren alergia durante la mayor parte del año y necesitan sonarse la nariz con frecuencia, o aquellas que estornudan con un simple cambio de temperatura, teman estropear los resultados de su rinoplastia.

Tras una operación de nariz tendremos sensación congestión nasal. Si se sumara una reacción alérgica la recuperación podría ser más incómoda ya que no podemos sonarnos la nariz. En cuanto a los estornudos, algunos pacientes recurren a diversos trucos, como respirar hondo o simplemente estornudar por la boca.

Debes tener presente que hay medicamentos que se deben evitar varias semanas antes de la intervención. Además si sufrimos un ataque de alergia tras la operación, antes de tomar nada debemos consultarlo con el cirujano plástico para evitar interferencias con la curación. Por tanto la elección del momento adecuado es importante para este tipo de pacientes.

El momento más oportuno para operar la nariz dependerá de tu tipo de alergia. Si es estacionaria deberías programar la cirugía en épocas donde no sufras la alergia. Si la sufres durante todo el año entonces no existe un momento ideal, tu única opción será evitar la exposición a la sustancia que te provoca los síntomas.

El Doctor Juan Martínez Gutiérrez te puede ayudar a modificar el aspecto de tu nariz mediante rinoplastia o septoplastia. Pide cita ahora, te atenderemos en prestigiosos centros médicos de Málaga, Marbella o Granada.

× Contáctanos