La punta nasal caída envejece el aspecto tanto de hombres como de mujeres. Algunas personas tienen este tipo de nariz por cuestiones genéticas, y otros como consecuencia del envejecimiento. Al igual que otras partes del rostro, con los años la punta de la nariz tiende a descender. Una rinoplastia para una punta de nariz caída puede lograr un cambio drástico y hacernos rejuvenecer.

El problema de la punta de nariz caída es que nos hace parecer más mayores, ocurre algo parecido con otros defectos como la nariz con giba. Las personas con antepasados del norte de África o de oriente medio tienen mayores probabilidades de tener una nariz con giba y con la punta caída, lo que también se denomina nariz aguileña. Ambos son dos de los problemas que corregimos con mayor frecuencia mediante rinoplastia.

Cirugía para una punta de nariz caída

Antes de llevar a cabo una cirugía para una punta de nariz caída es esencial una valoración exhaustiva. El médico especialista más apropiado es el Cirujano Plástico, pues posee unos profundos conocimientos sobre anatomía y Cirugía Estética que le permitirán retocar la nariz sin dejar cicatriz.

En consulta analizamos cada una de las partes que conforman la estructura de la punta nasal. Este primer paso es importante para determinar cuál es el origen del problema y determinar qué debemos hacer para corregirlo. En la mayoría de los casos recurrimos a la rinoplastia abierta, porque esta técnica nos proporciona una visión directa y permite trabajar con mayor precisión.

Mediante esta intervención podremos corregir una punta de nariz caída y otros defectos que envejecen como una nariz demasiado larga, con giba o con una columela colgante. Sin duda podemos lograr una gran mejoría estética y hacer que se sienta más feliz con su aspecto.

Punta de la nariz caída después de una rinoplastia

Para evitar una punta de la nariz caída después de una rinoplastia es importante escoger un Cirujano Plástico con amplia experiencia en cirugía de nariz. Cualquier otro especialista simplemente incrementa el riesgo de que algo salga mal y nos veamos obligados a una rinoplastia secundaria.

Un buen especialista estudiará tu caso de forma minuciosa y analizará las características de cada una de las partes de tu nariz: su base ósea, los cartílagos, el tabique nasal, los músculos y la piel. Con frecuencia las personas que recurren a cirujanos estéticos sin la formación adecuada acaban necesitando una segunda cirugía porque el médico se limitó a hacer lo que pedía el paciente, o porque no supo diagnosticar bien el problema y la solución no fue la adecuada.

Evita escoger la solución más sencilla porque sea la más económica. Cada intervención debe ser totalmente individualizada y en ocasiones es necesario recurrir a soluciones más complejas para lograr el mejor resultado. Busca un Cirujano Plástico con experiencia en rinoplastia que pueda asesorarte bien, que resuelva todas tus dudas, te transmita confianza y te explique detalladamente cuáles son tus opciones y los resultados que se pueden esperar.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Solicitar información o Pedir cita






No deseo que mis datos se utilicen para el envío de noticias u ofertas

Acerca del autor

Dr. Martínez Gutiérrez

Médico especializado en Cirugía Plástica Reparadora y Estética. Miembro de las sociedades científicas SECPRE, SECPOO y ASPS.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Última actualización: 9 noviembre, 2017