Las personas que tienen la punta nasal caída presentan un aspecto envejecido tanto si son hombres como mujeres. Algunas personas tienen este tipo de nariz por cuestiones genéticas y, otros, como consecuencia del envejecimiento o accidente. Al igual que otras partes del rostro, con los años la punta de la nariz tiende a descender. Una rinoplastia para una punta de nariz caída puede lograr un cambio drástico y hacernos rejuvenecer.

El problema de la punta de nariz caída es que nos hace parecer más mayores, ocurre algo parecido con otros defectos como la nariz con giba. Las personas con antepasados del norte de África o de oriente medio tienen mayores probabilidades de tener una nariz con giba y con la punta caída, lo que también se denomina nariz aguileña. Ambos son dos de los problemas que corregimos con mayor frecuencia mediante la cirugía de rinoplastia.

Cirugía para una punta de nariz caída

Antes de llevar a cabo una cirugía para una punta de nariz caída es esencial una valoración exhaustiva por parte de un profesional. El médico especialista más apropiado es el Cirujano Plástico, ya que posee unos profundos conocimientos sobre anatomía y Cirugía Estética que le permitirán retocar la nariz sin dejar cicatriz como es el caso de nuestro especialista, el doctor Martínez Gutiérrez.

En consulta analizamos cada una de las partes que conforman la estructura de la punta nasal de un paciente. Este primer paso es importante para determinar cuál es el origen del problema y determinar qué debemos hacer para corregirlo y mejorarlo. En la mayoría de los casos recurrimos a la rinoplastia abierta, porque esta técnica nos proporciona una visión directa y permite trabajar con mayor precisión.

Mediante esta intervención podremos corregir una punta de nariz caída y otros defectos que envejecen como una nariz demasiado larga, con giba o con una columela colgante. Sin duda, podemos lograr una gran mejoría estética y hacer que nuestros pacientes se sientan más feliz y cómodos con su aspecto.

Punta de la nariz caída después de una rinoplastia

Para evitar una punta de la nariz caída después de una rinoplastia es importante escoger un Cirujano Plástico con amplia experiencia en cirugía de nariz. Cualquier otro especialista simplemente incrementa el riesgo de que algo salga mal y nos veamos obligados a una rinoplastia secundaria. Hoy en día, muchos cirujanos no operan a pacientes que vienen con malos resultados de otros cirujanos.

Un buen especialista estudiará tu caso de forma minuciosa y analizará las características de cada una de las partes de tu nariz: su base ósea, los cartílagos, el tabique nasal, los músculos y la piel. Con frecuencia las personas que recurren a cirujanos estéticos sin la formación adecuada acaban necesitando una segunda cirugía porque el médico se limitó a hacer lo que pedía el paciente, o porque no supo diagnosticar bien el problema y la solución no fue la adecuada.

Otros tipos de cirugía de nariz
Pero para muchos pacientes el problema no está en la punta de la nariz, sino que presentan un tabique nasal prominente que desean corregir o, simplemente, están descontentos con su forma o tamaño. Con la Rinoplastia corregimos el aspecto de la nariz mejorando la armonía del rostro e incluso solucionando determinados problemas respiratorios.

¿Cómo es la Cirugía de Nariz?
Este tipo de intervención se realiza en un quirófano y dura entre una y dos horas. El paciente suele estar ingresado un día y tras la operación se le coloca una escayola o férula y unos tapones en los orificios nasales para evitar el sangrado y estabilizar el tabique nasal durante la curación.
Durante las primeras semanas persistirá la inflamación en la nariz que gradualmente irá disminuyendo, pudiéndose ver resultados definitivos a partir del segundo o tercer mes.

Para esta intervención usamos la última tecnología basada en ultrasonidos (Rinoplastia Ultrasónica) conocida como Piezzo eléctrico, que remodela el hueso con mayor precisión, mejora los resultados de los pacientes y reduce los riesgos y síntomas del postoperatorio. Con esta innovación tecnológica sustituimos las antiguas técnicas más agresivas y poco precisas basadas en el uso de limas, martillos y escoplos.
Nuestra experiencia profesional nos avala y nos permite mostrar resultados tan exitosos como este:

Evita escoger la solución más sencilla porque sea la más económica. Cada intervención debe ser totalmente individualizada y en ocasiones es necesario recurrir a soluciones más complejas para lograr el mejor resultado. Busca un Cirujano Plástico con experiencia en rinoplastia que pueda asesorarte bien, que resuelva todas tus dudas, te transmita confianza y te explique detalladamente cuáles son tus opciones y los resultados que se pueden esperar.
El doctor Martínez Gutiérrez, especialista en cirugía plástica y estética, tiene consulta en los hospitales más prestigiosos de ciudades como Málaga, Marbella, Granada y Madrid. Ahora puede pedir su valoración médica gratuita para cualquiera de nuestras consultas llamando al 638 692 462 o pinchando en el siguiente enlace.

× Contáctanos