fbpx

Reducción de pecho para hombres

La reducción de pecho para hombres es una intervención de cirugía estética cada vez más conocida y solicitada por pacientes de todas las edades que tienen tendencia a que se les acumule la grasa en los pectorales dando lugar a unas antiestéticas tetillas. Este problema se denomina ginecomastia y en este artículo os explicamos cómo podemos reducir los pectorales rápidamente.

Antes de optar por una cirugía para reducir el pecho masculino debemos evaluar su caso personalmente para determinar la causa del problema. En ocasiones un problema médico, una medicación con estrógenos o el consumo de esteroides puede ocasionar un aumento de pecho indeseado, y simplemente eliminando su consumo el problema se soluciona en poco tiempo.

Ahora bien, si el origen del problema es la acumulación de depósitos de grasa o agrandamiento patológico en las glándulas mamarias, la única solución eficaz es pasar por el quirófano para reducir el tamaño de la glándula o para aspirar las grasa que sobra, ya que es realmente difícil perder la grasa del pecho mediante ejercicios específicos y dieta sana.

Hoy en día, con las tasas que tenemos de población con sobrepeso y obesidad, los pechos masculinos son un problema estético frecuente en hombres de todas las edades, sin embargo es raro oír hablar del tema. Lo cierto es que más de la mitad de los hombres adultos serían buenos candidatos para una ginecomastia.

Si le preocupa el aspecto de su pecho y busca un cirujano plástico especialista en ginecomastia, ahora puede pedir cita llamando al 638-602-462, el Dr. Martínez Gutiérrez evaluará su caso personalmente.

Operación para reducir los pectorales masculinos

La operación de cirugía estética que nos permite reducir los pectorales masculinos puede incluir: una liposucción que eliminará de forma definitiva la grasa que se había acumulado en los pectorales con el paso del tiempo, una eliminación de tejido glandular de las mamas para restaurar su tamaño normal, e incluso si fuera necesario se elimina el exceso de piel consiguiendo un pecho masculino firme y plano.

La operación de ginecomastia es una intervención de corta duración, apenas una hora y media. Requiere de pequeñas incisiones que realizamos en el borde de la areola, así conseguimos que las cicatrices sean poco visibles. Los primeros días tras la operación puede sentir molestias que podemos aliviar con analgésicos, en menos de una semana podría hacer vida normal y los resultados definitivos se podrán apreciar a las pocas semanas.

La reducción de pecho para hombres que soluciona la ginecomastia, en manos de un cirujano plástico, rara vez tiene complicaciones. Si a eso le sumamos que le podemos intervenir en algunos de los mejores hospitales de Málaga, Marbella o Granada el éxito está prácticamente garantizado.

× Contáctanos