La rinoplastia tiene como objetivo remodelar la arquitectura de la nariz con una motivación estética. Pero es cierto que cada vez nos llegan más solicitudes de pacientes en Madrid que demandan una corrección de tabique nasal con el objetivo de mejorar la función respiratoria, esto es lo que se conoce como Rinoseptoplastia. El tabique nasal (o septo nasal) es una estructura formada por hueso y cartílago que separa las dos cavidades nasales. Éste, en ocasiones, en vez de recto puede estar desviado, obstruyendo el flujo de aire y provocando graves problemas respiratorios. Esto puede ocurrir por simple anatomía de la nariz o tras sufrir algún golpe o accidente.

¿Se puede conseguir una mejora estética y respiratoria en la misma cirugía?

  • Este tipo de intervención permite mejorar la funcionalidad y estética nasal simultáneamente en pacientes que tengan desviaciones del tabique y deseen mejorar también el aspecto externo de su nariz. En estos casos, es totalmente recomendable una exploración exhaustiva en nuestra consulta en Madrid para identificar las posibles limitaciones que puedan encontrarse. Una vez determinado la magnitud de la patología se comunicará al paciente si existe algún condicionante para obtener ambas mejoras en la cirugía.
  • Una Rinoseptoplastia también puede tener como objetivo utilizar el tabique nasal como fuente de injertos de cartílago o hueso con los que complementar la forma y reforzar las estructuras funcionales de la nariz. En estos casos no tiene por qué haber un problema respiratorio.
  • También hay que tener en cuenta que para corregir la función respiratoria no necesariamente tiene que haber un cambio estético. Se puede intervenir el septo o cornetes sin alterar la parte externa de la nariz, aunque en este caso se trataría de una Septoplastia. Este tipo de cirugías puede ser muy complejas o muy simples en función de la desviación del tabique.

¿Cómo se realiza una Rinoseptoplastia?

Muchos pacientes en nuestra consulta de Madrid nos preguntan como se realiza esta cirugía de precisión y qué diferencia hay con una rinoplastia convencional. Para esta intervención usamos anestesia general y abordamos el tabique desde ambos lados para corregir el problema. Una vez localizado se realizan las maniobras de remodelado y enderezamiento (y el uso de injertos si fuera necesario). Terminada la operación, se colocan unos tapones en el interior de las fosas nasales que los pacientes deben llevar unos días.

En definitiva, en la mayoría de los casos es posible reparar una desviación del tabique simultáneamente a un remodelado estético de la nariz, gracias a la experiencia del doctor Martínez Gutiérrez, cirujano especialista en cirugía plástica. Si desea una valoración gratuita o más información acerca de esta intervención, no dude en ponerse en contacto con nosotros en el 638 602 462 o rellenando nuestro formulario aquí.

× Contáctanos