errores frecuentes al escoger cirujano plastico

Errores frecuentes al escoger Cirujano Plástico

Un factor clave en una Cirugía Plástica es el médico Cirujano Plástico que va a operar. Realizar una buena elección es determinante tanto para la seguridad del paciente como para la obtención de excelentes resultados. A continuación repasamos algunos errores frecuentes al escoger Cirujano Plástico.

1. Elegir un médico cualquiera especializado en estética

No debemos tener reparos en preguntar por la titulación académica ya que la salud está juego. Elija siempre un cirujano que haya cursado la especialidad en Cirugía Plástica Reparadora y Estética. Cualquier médico que se anuncie como cirujano estético, médico estético o similar probablemente carezca de la formación y experiencia. Como es natural esto aumenta el riesgo de sufrir un resultado desastroso.

Por ahora en España es legal que cualquier licenciado en medicina pueda realizar procedimientos quirúrgicos e incluso pueden anunciarse como “cirujano estético”. Es arriesgado confiar en estos profesionales ya que su formación se limita a cursos o quizás un máster de uno o dos años. En cambio un Cirujano Plástico debe realizar 5 años de formación y práctica en hospitales para obtener la especialidad.

Adicionalmente es recomendable escoger a un Cirujano Plástico que sea miembro de una sociedad científica del ramo. Es decir, que pertenezca por ejemplo a la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética. Esto nos da garantías adicionales, tanto de su titulación como de su formación continuada.

2. Operarse en una clínica de estética sin las instalaciones adecuadas

Tampoco debemos tener reparos en solicitar las acreditaciones de las instalaciones. Para cualquier centro médico es un orgullo contar con este tipo de instalaciones, así que si le ponen cualquier traba no se fie. Además un buen Cirujano Plástico sólo opera en clínicas u hospitales con instalaciones acreditadas por las autoridades sanitarias.

Este tipo de instalaciones deben tener todo el equipamiento necesario para poder actuar en caso de emergencia. No es lo deseado ni lo habitual, pero si algo va mal el equipo médico debe contar con todo lo necesario para que su vida no corra peligro.

3. Acudir a clínicas de estética low cost y cadenas

Una Cirugía Estética es un procedimiento electivo, es decir, el paciente solicita operarse. Por tanto, elija bien para no tirar su dinero. Exija una atención personalizada y que le atienda siempre el mismo Cirujano Plástico. Tanto en las consultas preoperatorias, como en quirófano y en las revisiones hasta el alta.

Las clínicas de estética low cost suelen recortar personal o contar con personas sin la cualificación recomendada para poder ofrecer grandes descuentos. Como es lógico es un error que incrementa los riesgos de que algo salga mal.

Por ahorrar un poco de dinero algunos pacientes se acaban arrepintiendo y mucho. Hoy en día no tiene sentido escatimar ya que todas las clínicas facilitan la posibilidad de financiar el mejor tratamiento en cómodos plazos.

4. Dejarse convencer para realizar tratamientos adicionales

En la primera consulta con el Cirujano Plástico se habla sobre la intervención que le interesa. Puede aprovechar para plantear cualquier duda y explicar sus expectativas. El Cirujano Plástico le debe asesorar pero en ningún caso debe actuar como un comercial intentando vender tratamientos adicionales que nada tienen que ver. Si esto ocurre debería despertar sus sospechas, ¿está mirando por el interés del paciente?.

5. Escoger un Cirujano Plástico con un gusto diferente al suyo

Sería un error importante no evaluar el trabajo realizado por el Cirujano Plástico. Las fotos de antes y después de pacientes operados que le muestren serán sus mejores trabajos. Por tanto si no le convence su gusto o su definición de la belleza busque otro especialista. Como es comprensible cada Cirujano Plástico tiene su manera de entender la belleza y un gusto diferente.

6. No buscar una segunda opinión

Acuda a varios especialistas, al menos dos para tener una segunda opinión. No dude en pedir referencias a amigos o familiares. Si a algún Cirujano Plástico le sienta mal que haya acudido a otros especialistas desconfíe. El paciente debe estar bien informado antes de una Cirugía Plástica y acudir a una cita informativa no compromete a nada.

En resumen, si un Cirujano Plástico nos transmite confianza, trabaja en un centro médico adecuado, las fotos de antes y después de pacientes operados nos convencen, hemos entendido tanto la intervención como los riesgos, y estamos preparados para lo que representa el postoperatorio entonces probablemente estamos ante el Cirujano Plástico adecuado para hacer nuestros sueños realidad.

Solicitar información o Pedir cita






No deseo que mis datos se utilicen para el envío de noticias u ofertas

Artículos relacionados

Enviar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Última actualización: 7 agosto, 2018