fbpx

El cambio de prótesis redondas por unas anatómicas rellenas de gel cohesivo de silicona puede ser una opción muy adecuada para muchas pacientes que hace años se pusieron implantes y en breve necesitan hacer un recambio. Dependiendo del caso puede ser una cirugía sencilla o bien algo más compleja si por ejemplo se ha roto el implante o hay que hacer algún retoque.

Las prótesis de silicona que empleamos son las mejores marcas del mercado. Su amplio catálogo, su gran calidad y sus garantías nos permite implantar estas prótesis con total seguridad y obteniendo resultado excelentes tanto en el aspecto como al tacto.

Como hemos visto en artículos anteriores sobre el cambio de prótesis de silicona, debemos evaluar cada caso para determinar si hay alguna prótesis rota, si es necesario o recomendable realizar una elevación, o si debemos escoger otro plano de colocación para los implantes.

No debemos tomar esta intervención a la ligera, por eso vamos a explicar un poco más dos aspectos importantes que debemos debatir con el Cirujano Plástico: el tipo de prótesis y el plano anatómico de colocación.

Prótesis redondas vs prótesis anatómicas

Si no tiene claro la diferencia entre utilizar prótesis redondas o prótesis anatómicas para el aumento de senos, lo primero que debe saber es que el objetivo de las anatómicas es conseguir una mama cuyas proporciones sean más naturales; además su relleno de gel cohesivo de silicona también contribuye a un tacto más normal.

Con una prótesis redonda el resultado es una mama redonda que con frecuencia no deja lugar a dudas. Además dependiendo de a qué altura se coloque puede faltar relleno en la parte alta del seno. Si se colocan más arriba la areola y el pezón pueden tener tendencia a caer. Es cierto que son implantes más baratos y fáciles de colocar, sin embargo a la larga merece la pena invertir un poco más y conseguir un aspecto más bonito y armonioso con una prótesis anatómica.

Plano subglandular vs submuscular

aumento de pecho implanteOtro aspecto importante el plano de colocación de los implantes, como vemos en el diagrama el plano anatómico que consideramos más adecuado para colocar la prótesis mamaria es por debajo del músculo pectoral o en un plano dual (parte cubierta con músculo y parte por glándula).

Las ventajas de colocar la prótesis debajo del músculo son importantes. En esta posición reducimos el riesgo de contractura capsular, a la hora de realizar las revisiones anuales las mamografías se visualizan mejor, en cuanto a la estética el resultado es más natural y al tacto no resulta tan evidente, ya que por delante está la glándula, la grasa y el músculo pectoral.

Si el plano de colocación de su aumento de senos fue subglandular, es decir, detrás de la glándula y delante del músculo, es probable que debamos realizar un nuevo bolsillo debajo del músculo pectoral para ubicar ahí las nuevas prótesis anatómicas.

En resumen, vemos que la cirugía estética para un cambio de prótesis redondas por anatómicas no siempre es sencilla. Por eso es importante ponerse en manos expertas escogiendo un médico especializado en Cirugía Plástica Reparadora y Estética.

× Contáctanos