fbpx

aumento de mamas en malaga

Las vías de abordaje en un aumento de senos pueden ser por la axila, la areola o por debajo de la mama. Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes, saber cuál es la mejor en su caso es algo que debemos decidir en la consulta teniendo en cuenta sus preferencias y otros factores como su anatomía o el tipo de implantes que debemos usar.

Cada cirujano plástico puede tener sus preferencias por diversas razones, del mismo modo que el paciente puede preferir una vía de abordaje u otra en función de los riesgos, los tiempos de recuperación o la visibilidad de las cicatrices, sin embargo como veremos a continuación la decisión final puede estar condicionada por las circunstancias (anatomía del paciente, tipo de piel, tamaño del implante, etc.).

Aumento de senos vía submamaria

El aumento de senos vía submamaria es probablemente la técnica más habitual, permite al cirujano plástico tener una buena visibilidad de la zona a intervenir y facilita la buena colocación de las prótesis, algo primordial con los nuevos implantes anatómicos de gel cohesivo de silicona.

Al realizar la incisión en el surco bajo el pecho evitamos atravesar la glándula mamaria, algo que preocupa a muchas mujeres con intención de amamantar en un futuro. Como hemos aclarado en artículos anteriores, el aumento de senos no impide la lactancia.

El resultado será una cicatriz que puede medir unos 4 centímetros, la idea es que quede escondida justo en el pliegue del surco. En caso de no tener bastante definido el pliegue puede interesarnos alguna de las otras dos vías de abordaje: alrededor de la areola o por la axila.

Aumento de senos vía areolar

Un aumento de senos vía areolar es posible siempre que la areola de la paciente tenga un tamaño lo bastante grande como para introducir la prótesis sin forzarla y sin dañar la piel. Con los nuevos implantes de gel cohesivo puede ser más complicado o menos recomendable si no tenemos el tamaño suficiente.

La técnica periareolar nos permite disimular la cicatriz aprovechando esa zona de transición entre piel normal y la piel de la areola. Su característica pigmentación nos ofrece un buen camuflaje. Por contra, esta vía de abordaje nos obliga a atravesar la glándula mamaria, que si bien no debe afectar a la sensibilidad a largo plazo ni a la lactancia, si suele generar cierta inquietud en algunas pacientes.

Aumento de senos vía axilar

Realizar el aumento de senos vía axilar tiene como principales ventajas que no tendremos ninguna cicatriz en la mama y que la glándula mamaria permanece intacta. Por contra es una técnica más difícil que las opciones anteriores a la hora de colocar bien en su sitio la prótesis mamaria, puesto que el cirujano plástico no tiene una visión directa. Por ello algunos especialistas en cirugía plástica la evitan a pesar de sus notables ventajas.

Para conseguir un buen resultado y evitar que el implante quede mal puesto o se gire es preciso ponerse en buenas manos. Especialmente si vamos a colocar unos implantes anatómicos, que deben imitar la forma de la mama natural.

En resumen, como vemos existen diversos condicionantes que nos pueden conducir o limitar las opciones a la hora de realizar un aumento de senos, por tanto no es recomendable acudir a la consulta con la decisión ya tomada, es mejor dejarse aconsejar por el Cirujano Plástico, cuya especialidad médica y experiencia profesional nos serán de gran ayuda.

× Contáctanos