Las orejas son una parte pequeña de nuestro cuerpo, sin embargo, pueden causar grandes complejos. La buena noticia es que la corrección mediante cirugía, ahora más que nunca, es asequible, rápida y segura. El Doctor Juan Martínez Gutiérrez realiza la otoplastia o corrección de orejas en Granada.

Se trata de una pequeña cirugía con la que podemos normalizar el aspecto de las orejas y mejorar el autoestima. Esta intervención es mínimamente invasiva y la cicatriz suele quedar escondida en el pliegue de atrás de la oreja.

Con la otoplastia podemos mejorar la posición o modificar algunas características de los pabellones auriculares. Esto, por ejemplo, permite corregir problemas frecuentes como las orejas grandes o de soplillo.

Corrección de orejas soplillo Granada

Las orejas de soplillo u orejas prominentes son el problema estético más habitual del pabellón auricular. A los niños y especialmente a los adolescentes les puede suponer un complejo debido a las burlas o la insatisfacción por su aspecto.

Actualmente, los padres cuyos hijos sufren este problema y son víctimas de acoso escolar, no dudan en informarse sobre este procedimiento. Efectivamente, los cirujanos plásticos podemos operar las orejas tanto a adultos como a menores de edad. De hecho, en Granada es una de las intervenciones estéticas más comunes en menores de edad. En ambos casos, el resultado de una otoplastia es permanente y muy natural.

En torno a los cuatro o cinco años de edad nuestra oreja está completamente desarrollada, por tanto, ya podemos intervenir para mejorar su aspecto. A veces, se espera algunos años más para que el menor pueda colaborar durante la operación con el fin de evitar la anestesia general y para que siga mejor las recomendaciones postoperatorias.

Cómo es la cirugía de orejas u otoplastia en Granada

La cirugía de orejas suele ser una intervención sencilla que realizamos con anestesia local en hora y media. En el caso de las orejas de soplillo realizamos una pequeña incisión detrás de la oreja para remodelar el cartílago. Las orejas de soplillo son prominentes por diversas razones, las más habituales son la ausencia del pliegue anti-helicoidal o el exceso de cartílago que empuja la oreja hacia delante.

Aunque fuera necesario retirar un exceso de cartílago o piel, el resultado será una pequeña cicatriz que estará escondida detrás de la oreja. Tras la intervención, podrá marcharse a casa y hacer vida normal, siempre siguiendo las indicaciones del cirujano plástico.

Si tiene orejas grandes o prominentes le podemos ayudar a solucionar el problema. Pida una cita informativa sobre otoplastia en Granada con el Doctor Juan Martínez Gutiérrez llamando al 638 602 462. La primera consulta es gratuita. Resolveremos sus dudas y le entregaremos un presupuesto personalizado.

× Contáctanos