fbpx


La cirugía de Mentoplastia es una intervención que permite aumentar o reducir el mentón. Esta cirugía estética mejora el perfil y la simetría facial realzando nuestra belleza natural. En este artículo explicamos de forma resumida algunas de las opciones que nos ofrece la medicina actualmente.

Es curioso que todavía mucha gente desconoce la cirugía de Mentoplastia. De hecho es habitual que algunos pacientes lleguen a la consulta pensando que necesitan una rinoplastia porque tienen la nariz muy prominente, y descubren que con una sencilla mentoplastia pueden solucionar su problema. Los famosos en cambio llevan largo tiempo recurriendo a esta intervención para mejorar la armonía facial e incluso rejuvenecer el rostro.

Las opiniones de los pacientes operados de mentoplastia en la inmensa mayoría los casos son muy positivas. Es cierto que cada caso es diferente, pero una gran parte se resuelven con una operación de implantes que dura media hora y se realiza con anestesia local. Los riesgos son mínimos, los habituales en cualquier intervención quirúrgica.

Cirugía para aumentar el mentón

La cirugía para aumentar el mentón, también conocida como genioplastia, corrige la deformidad del mentón que está poco desarrollado. El mentón retraído o huidizo altera el perfil y da una sensación de mandíbula pequeña. Además desde el punto de vista funcional puede estar afectando a la mordida o a la alineación de la boca.

Esta cirugía de Mentoplastia se puede llevar a cabo con implantes permanentes de silicona sólida, también conocida como silastic. La idea es crear un bolsillo para la prótesis delante del mentón, para ello realizamos la incisión bajo el mentón o por dentro del labio inferior. La alternativa, y en muchos casos la mejor opción, es la remodelación ósea con miniplacas. Con la técnica de osteotomía podemos aumentar la proyección del mentón sin ningun tipo de cicatriz exterior.

Si le asusta la cirugía, en los casos leves primero podemos probar a aumentar el mentón sin cirugía. Usaríamos rellenos faciales con ácido hialurónico o Radiesse que tienen una duración limitada. O bien podemos utilizar grasa autóloga que extraemos de donde sobra y luego inyectamos para dar forma a la mandíbula.

Cirugía para reducir el mentón

Si queremos reducir un mentón demasiado prominente, las opciones pueden ser el lijado del hueso para pequeños cambios o la osteotomía. Al igual que el aumento, la cirugía para reducir el mentón también la podemos realizar mediante una remodelación ósea con miniplacas. La idea es seccionar el hueso y volver a unirlo con miniplacas a través de una incisión en la mucosa oral.

Los resultados son espectaculares y permanentes ya que actuamos directamente en el hueso. La sección del hueso u osteología nos permite acortar o estrechar la mandíbula. Este tipo de intervención es habitual en mujeres que desean mejorar la simetría del rostro y un óvalo facial más femenino.

Para terminar es interesante comentar que la mentoplastia de reducción o de aumento en ocasiones recomendamos combinarla con rinoplastia. Por ejemplo si un paciente presenta una nariz prominente y un mentón retraído podemos corregir ambos para conseguir unos rasgos faciales más equilibrados. Pida ahora una cita informativa con el Doctor Juan Martínez Gutiérrez y descubra cómo le podemos ayudar.

× Contáctanos