Cirugía Oncológica y Reconstructiva de la Pierna

La Cirugía Oncológica y Reconstructiva de la Pierna son tratamientos cuyo objetivo persigue aportar una función y apariencia adecuadas evitando así la amputación de miembro inferior. Mediante el tratamiento adecuado el paciente puede recuperar un soporte y una marcha adecuados.

El Doctor Martínez Gutiérrez como cirujano plástico tiene una amplia formación en cirugía de extremidades, y puede tratar pacientes con una gran variedad de problemas en la extremidad inferior.

Pacientes

La reconstrucción de la pierna es un procedimiento quirúrgico adecuado para reparar diversas lesiones y traumatismos en la extremidad inferior, los más habituales son:

  • Pérdidas cutáneas en cualquier localización.
  • Traumatismo con exposición ósea o el producido por materiales empleados en la reparación de fracturas (osteosíntesis).
  • Casos de Pseudoartrosis, cuando pasado el tiempo adecuado de curación la fractura ósea no se ha consolidado.
  • Casos de Osteomielitis, infecciones crónicas del hueso que no responden al tratamiento conservador.
  • Lesiones tumorales de la extremidad inferior con secuelas funcionales y estéticas.

¿Cómo es la cirugía de reconstrucción de la pierna?

La cirugía de reconstrucción de la pierna se realiza en un quirófano, ya sea en una clínica o un hospital. Este tipo de intervenciones se suele realizar anestesia general, de manera que el paciente permanece dormido durante la operación.

La intervención consiste básicamente en extirpar tejidos en mala situación de la pierna. Posteriormente trasladamos piel, músculo, u otros tejidos, ya sea de la misma pierna (colgajo), o de otras zonas del cuerpo a modo de “autotransplante” (colgajo libre), para proceder a la reconstrucción de la pierna.

Incluso en casos severos, las técnicas modernas permiten al cirujano obtener unos buenos resultados en la restauración de la función y apariencia de la pierna.

Riesgos de la cirugía de reconstrucción de la pierna

El paciente debe ser realista y consciente de que el periodo de recuperación puede llevar meses. Por lo general requiere de un periodo fisioterapia y rehabilitación para recuperar la función y sensibilidad de la pierna.

El resultado final depende de muchos factores: el estado de salud del paciente, la situación del miembro antes de la intervención, el tiempo de evolución de la lesión, y en el caso de reconstrucciones mediante el uso de colgajos, de si el paciente es o no fumador, lo cual dificultaría la viabilidad de los tejidos transplantados.