La blefaroplastia es una sencilla intervención con la que conseguimos rejuvenecer la mirada. Mediante esta operación podemos retocar tanto los párpados superiores como los inferiores, retirando el exceso de grasa, en caso de las bolsas, o de piel sobrante para que los párpados vuelvan a estar en su sitio, así como eliminar las patas de gallo.

Sabemos que uno de los problemas que más suele preocupar a los pacientes es el tema de las cicatrices. En este caso, éstas quedaran ocultas, ya que se realizan pequeñas incisiones en el surco o pliegue del párpado superior, en la línea de las pestañas o en el interior del párpado inferior, así que a simple vista éstas no se aprecian.

En la mayoría de cirugías de bolsas inferiores no quedan cicatrices gracias a la vía transconjuntival. El doctor Martínez Gutiérrez, al ser el único médico español que posee las especialidades de Oftalmología y de Cirugía Plástica ofrece las máximas garantías en este tipo de cirugías.

¿En qué consiste la cirugía de blefaroplastia en Granada?

La intervención se suele realizar con anestesia local y sedación. El paciente permanece despierto pero relajado, sin sentir ningún tipo de dolor. Además, su ojo está protegido en todo momento por una lente de contacto. Gracias a la dilatada experiencia del doctor Martínez Gutiérrez, minimizamos los riesgos y la recuperación es bastante rápida.

Si además de los párpados queremos corregir otros defectos como, por ejemplo, las patas de gallo, podemos planificar varios procedimientos en la misma intervención. Es habitual que en una misma operación se retoquen párpados superiores e inferiores, y se aproveche para realizar un lifting de cejas o disimular arrugas.

Recuperación de una operación de párpados

Durante la primera semana debemos estar en reposo, evitar esfuerzos y ejercicios que pueda comprometer la curación. La inflamación y los posibles hematomas irán desapareciendo con el paso de los días y si experimentamos alguna molestia o dolor podremos tomar analgésicos, pero no es lo habitual.

La semana siguiente a la intervención ya se puede recuperar la rutina laboral, en la mayoría de los casos, incluso antes. Hasta la tercera semana tras la operación, los ojos presentan mayor sensibilidad a la luz y están más secos o pueden experimentar un pequeño lagrimeo. Por todo ello, se recomienda el uso de gafas de sol, lágrimas artificiales y evitar exponernos a la luz solar directamente.

En definitiva, gracias a la operación de párpados en Granada se puede volver a disfrutar de una mirada más joven, con un aspecto completamente natural. Si quieres más información sobre la blefaroplastia, ahora puedes concertar una cita en Granada con el Dr. Juan Martínez Gutiérrez llamando al 638 602 462. La primera consulta es gratuita.

× Contáctanos